Envío Gratis desde 49€ ¡Aprovecha! HOY EN BLACK FRIDAY: PACK HIGH FIVE! 25.90€ / PLANES DETOX 20% OFF CÓDIGO: DETOX20 / TODAS LAS BEBIDAS: 20% OFF

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
Cerveza y deporte: Mitos y verdades

Cerveza y deporte: Mitos y verdades

Alimentos
Mireia Cervera 16 Diciembre 2016

Después de practicar deporte es esencial realizar un adecuado proceso de rehidratación para preservar la salud, garantizar el bienestar y conseguir que la actividad física resulte plenamente satisfactoria y que la mialgia diferida no se apodere de nuestra vida. Ahora os preguntaréis, ¿qué diablos es la mialgia diferida? Las archiconocidas agujetas! Muchos son los corredores a los que les gusta tomarse una cerveza después de la carrera. Pero, ¿es la cerveza la bebida ideal?, ¿puede afectar negativamente a nuestro rendimiento?.

Cerveza y ciencia: mitos y verdades

La cerveza es una bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo, producto de la fermentación de una mezcla de agua, cereales y lúpulo. Su nivel de alcohol es bajo (entre el 4% y el 6,5% de su volumen). Esta bebida suele posees una cierta cantidad de vitaminas hidrosolubles de complejo B, especialmente las de elaboración artesana, ya que las cervezas comerciales, al buscar un producto completamente transparente, se filtran eliminando la parte más rica en vitaminas hidrosolubles.

Constantemente distintos medios de comunicaión se hacen eco de noticias como: "la cerveza puede proteger el sistema cardiovascular", "la cerveza es ideal para deportistas", "la cerveza es cardiosaludable"... No es la primera vez, ni será la última, en la que los titulares de los periódicos, o informes de universidades, nos expliquen los múltiples beneficios que hay detrás del consumo moderado de cerveza y su relación con la salud. ¿Pero quién patrocina tal fundación?

Según el Centro de Información de Cerveza y Salud, esta bebida alcohólica, entre otros beneficios, por su composición -el 95% es agua y bajo contenido alcohólico- ingerida en dosis moderadas puede suponer una bebida complementaria al agua para rehidratarse tras la práctica deportiva. ¿Pero qué dicen al respecto las instituciones científicas de referencia?

La cerveza contiene demasiado poco sodio para poder servir como bebida deportiva de reposición.

La OMS advierte que, aunque se ha demostrado un pequeño efecto protector entre el consumo ligero y mederado de alcohol sobre las enfermedades isquémicas (del corazón), su consumo ha de considerarse como tóxico para el sistema cardiovascular. Así también, el World Cancer Research Institute nos dice que la evidencia científica no muestra un nivel claro de consumo de bebidas alcohólicas por debajo del cual no se producen incrementos en el riesgo de los cánceres que causa. Esto significa que, basándonos tan sólo en lo relativo a las evidencias del cáncer incluso pequeñas cantidades de bebidas alcohólicas deben ser evitadas.

Así pues, cada vez que oigamos un mensaje positivo relativo a la salud sobre el consumo de cualquier bebida alcohólica, incluida la cerveza debemos plantearnos quién está detrás de esa información, y recordar el posicionamiento de la OMS y otras instituciones de prestigio científico.

¿Por qué NO es buena la cerveza para hidratarse?

  1. La cantidad de sodio que contiene es inferior a las bebidas rehidratantes. Una bebida isotónica contiene de media 85mg de sodio/ vaso, y la cerveza unos escasos 9mg de sodio/ vaso. Por lo tanto la cerveza presenta un contenido muy bajo en sodio para ser utilizada como bebida de reposición.
  2. La cantidad de alcohol que contiene la cerveza es uno de los grandes inconvenientes como bebida rehidratante, ya que el alcohol produce efecto diurético (se orina más), lo que juega en contra de la retención de fluidos para la correcta rehidratación.
  3. La cantidad de alcohol también afecta significativamente tanto al rendimiento como a la recuperación del deportista. Pequeñas ingestas de alcohol (a partir de 0,2 gramos por litro de sangre) tienen efectos sobre diversas funciones neuropsicológicas.

Recomendación

Si eres fan de la cerveza, después de la práctica deportiva primero te recomendaríamos hidratarte y calmar la sed a base de agua, y luego tomarte un par de vasos de cerveza sin alcohol para complementar la hidratación. Esto sería lo ideal desde un punto de vista estrictamente saludable. Pero si lo miramos desde la óptica lúdica, tomarse un par de cañas y unas tapitas después de correr una hora tiene beneficios sociales y psicológicos (que no óptimos para la salud) difíciles de rebatir.

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale