Envío Gratis desde 49€ ¡Aprovecha! HOY EN BLACK FRIDAY: PACK HIGH FIVE! 25.90€ / PLANES DETOX 20% OFF CÓDIGO: DETOX20 / TODAS LAS BEBIDAS: 20% OFF

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
TOFI ¿eres delgado y obeso a la vez?

TOFI ¿eres delgado y obeso a la vez?

Salud
Mireia Cervera 06 Junio 2017

¿Crees que tienes la suerte de ser delgado y comer lo que quieras sin engordar? Pues no siempre, descubre en este post el porqué.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) lo dice claro: "La obesidad se ha convertido en la gran epidemia del siglo XXI". Se estima que, en 2030, seis de cada diez mujeres y siete de cada diez hombres tendrán sobrepeso. En España se espera un incremento importante de estos problemas, con aproximadamente un 30% de obesidad y un 70% de sobrepeso.

Pero lo más preocupante es, que en estas estadísticas no se incluyen los "falsos delgados".

Lo primero que debemos saber es: DELGADO NO IMPLICA ESTAR SANO.

Los "falsos delgados" son personas que, a pesar de tener un peso acorde con su estatura, presentan características que se asocian a la obesidad, como enfermedades cardiovasculares, alto riesgo de padecer diabetes y elevado porcentaje de grasa visceral. Este tipo de obesidad (falsos delgados) está relacionada con una dieta pobre y desequilibrada, así como con una vida sedentaria. Nuestro peso total es la suma de distintos tejidos, el graso, el óseo, el muscular, el de agua... De modo que podemos pesar poco, pero esconder un alto nivel de grasa corporal, sobre todo visceral. La grasa visceral es la más peligrosa; se almacena en los órganos, es distinta a la subcutánea, y no se ve tan fácilmente. Alrededor de un 20% de la población la padece, pero es muy difícil de detectar debido al efecto engañoso de la delgadez.

La comunidad científica ha bautizado a estos "falsos delgados" como skinny fat (gordiflacos) y los americanos lo han designado con las siglas TOFI "Thin on the outsude, fat on the inside", delgado por fuera y gordo por dentro.

¿De que sirve estar delgado si nuestro organismo está envejecido, cansado y expuesto a padecer patologías similares a las de la obesidad? Cada vez está más claro que la nutrición no va ligada a la cantidad de comida sino al equilibrio y calidad de la misma.

El principal peligro de ser "TOFI" reside en el desconocimiento. Al verse delgado se piensa que se está exento de peligro. No se es consciente de que se puede estar almacenando grasa visceral y el riesgo que ello entraña. El estrés, el exceso de alimentos ricos en fructosa o las bebidas light, pensando que no engordan, una dieta rica en proteínas de origen animal o evitar a toda costa la grasa de los alimentos... puede favorecer la acumulación de grasa en órganos vitales como es el caso del hígado.

¿Como evitar ser un TOFI?

Moverse más: caminar, subir escaleras, correr, hacer ejercicio moderado... los expertos recuerdan que el cuerpo humano ha sido diseñado para el movimiento.

Aumentar la masa muscular: cuanto más porcentaje de músculo, más eficaz es el metabolismo y menor riesgo de desarrollar grasa visceral.

Cambiar las harinas blancas y los azúcares por cereales integrales, verduras, frutas, legumbres...

Comer alimentos ricos en grasas saludables: frutos secos, aceite de oliva, semillas, pescado azul...

Evitar las grasas saturadas y trans

Descansar



Así que no tengas envidia del típico amigo que sigue una dieta insalubre, come a deshoras, en cantidades ingentes, no ha practicado ejercicio en la vida y está delgado como un pincel. No es lo que parece...

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale