Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
Propiedades de la mandarina

Propiedades de la mandarina

Alimentos
Mireia Cervera 16 Febrero 2017

La mandarina proviene de las zonas tropicales de Asia. Se cree que su nombre se debe al color de los trajes que utilizaban los Mandarines, gobernantes de la antigua China. Su cultivo se introdujo en Europa en el siglo XIX. En la Comunidad Valenciana se produce el 90% de la mandarina de España.

Pertenece a la familia de las Rutáceas, con características similares al naranjo, aunque más pequeño y delicado. La corteza es lisa y brillante, el color varía de amarillo a rojo-anaranjado y la pulpa es jugosa y dulce. Se encuentra dividida en 10-12 gajos, con semillas o no en su interior dependiendo de la variedad que se trate. Es una de las frutas más populares del mundo por su facilidad con la que se pela, su tamaño y su sabor aromático. Clementine, Tangor, Satsuma y Owari son algunas de las mandarinas más comunes disponibles.

Propiedades nutricionales de las mandarinas

Esta fruta naranja contiene poca cantidad de azúcares y su componente mayoritario es el agua. Es apreciable su cantidad de fibra y está indicado su consumo para favorecer el tránsito intestinal. De su contenido en vitaminas destaca la C, en menor cantidad que la naranja, el ácido fólico y la provitamina A. Es una de las frutas con más carotenoides que junto a la vitamina C proporcionan al alimento importantes propiedades antioxidantes. Los antioxidantes combaten la acción nociva de los radicales libres, sustancias responsables del desarrollo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer. La mandarina, es ideal también, para los deportistas por su contenido en potasio y otros nutrientes, constituyendo una buena alternativa para reponer los minerales y el líquido perdidos después de la actividad física, minimizando el riesgo de lesiones.

En el mercado

Al ir al mercado, elige aquellas con la piel bien adherida a los gajos del interior, sin arrugas, manchas o puntos negros. Cuanto más pesen, mejor, ya que estarán mucho más jugosas y aguantarán más tiempo en condiciones óptimas. El olor también es un buen indicativo; será más dulce o intenso cuanto más madura esté la fruta.

Almacena las mandarinas en un lugar ventilado y a temperatura ambiente. Siempre en un frutero y evitando el contacto con otras frutas. Después de una semana conviene conservarlas en el cajón de verduras del frigorífico. Allí pueden aguantar entre 10-15 días perfectamente.


En la cocina

Este delicioso cítrico suele consumirse fresco (como fruta de mesa o en zumo) pero en la cocina tiene infinitas utilidades: en repostería (mermeladas, bizcochos, cremas, sorbetes…), en salsas agridulces, en ensaladas o para darle un toque diferente a pescados y mariscos.

Los beneficios y propiedades de la mandarina hacen que sea un fruto muy recomendable para el organismo, debido a sus diferentes componentes y virtudes para la salud. Es el snack “healthy” ideal; fácil de llevar y comer, dulce y extremadamente saludable. Aprovecha que es temporada y que no falten en tu día a día.

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale