Envío Gratis desde 49€ ¡Aprovecha! HOY EN BLACK FRIDAY: PACK HIGH FIVE! 25.90€ / PLANES DETOX 20% OFF CÓDIGO: DETOX20 / TODAS LAS BEBIDAS: 20% OFF

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
Propiedades del albaricoque

Propiedades del albaricoque

Alimentos
Mireia Cervera 11 Julio 2017

El albaricoque es una fruta típica del verano, cuyo origen está en China, aunque pronto pasó a Europa de la mano de los romanos. Propia de los climas templados, la podemos encontrar fácilmente en los meses estivales, pues en esta época abunda en todas las regiones del mediterráneo. España es un importante productor, y las comunidades autónomas que más producen esta fruta son: Murcia, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón.

El albaricoque es el fruto del albaricoquero (Prunus armeniaca), árbol de la familia de las Rosáceas. Estos frutos suelen ser de tamaño pequeño y una vez maduros pueden medir entre 1,5 a 3 cm. Están cubiertos por una piel parecida al terciopelo, lisa y suave al tacto. Existen más de dos mil variedades de albaricoques. La más consumida en españa es la galta roja, con una piel tirando a rojiza, y también la bulida, de frutos grandes con un surco profundo en el medio, que podemos encontrar a partir de junio.

Propiedades nutricionales del albaricoque

Que no nos engañe su tamaño, porque esta pequeña fruta contiene muchos nutrientes beneficiosos para nuestra salud. El albaricoque es una de las frutas más ricas en betacaroteno, un precursor de la vitamina A, un nutriente esencial para la salud de la piel y las mucosas, así como para aumentar la resistencia ante las infecciones. Además de tener importantes propiedades antioxidantes. Una ración de albaricoque cubre más de la mitad de nuestras necesidades de vitamina A diarias.

Es destacable también su contenido en vitamina C, que es un ingrediente esencial para mantener una piel joven y sana.

En cuanto a su contenido en minerales cabe resaltar su contenido en potasio que lo convierte en una fruta diurética, recomendada en el tratamiento dietético de diversas enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial u otras asociadas a la retención de líquidos.

Los albaricoques frescos maduros también son ricos en taninos, sustancias con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes.

Y finalmente, otra de las cualidades a destacar del albaricoque es su alto contenido en fibra, por lo que resulta ideal para cuidar de nuestra flora intestinal, siendo un aliado para quienes padecen de estrañimiento.

En el mercado

Esta fruta debe consumirse cuando ha completado su maduración, ya que si está verde carece por completo de sabor. Por lo tanto, cuando vayamos a compraralbaricoques deberemos comprobar que estén suficientemente maduros, cosa que sabremos gracias a su color, por lo general anaranjado, aunque algunas variedades tiran al rojizo. Por supuesto deberemos rechazar los ejemplares golpeados y escoger aquellos con estructura firme, aunque no demasiado dura. Para conservar esta fruta deberemos introducirla en una bolsa de plástico en la nevera, pero deberemos consumirlos lo antes posible ya que envejecen rápidamente.


En la cocina

Las posibilidades culinarias de los albaricoques son muchas. No solo están deliciosos como fruta de mesa, sino que podemos elaborar con ellos confituras y mermeladas para conservarlas durante el resto del año, y con ellas elaborar postres o simplemente añadirlos a nuestras ensaladas, batidos, gazpachos y desayuno.


Los impresionantes beneficios para la salud y su delicado y dulce sabor, convierte al albaricoque en una fruta imprescindible, que no puede faltar en nuestra dieta desde comienzos de la primavera hasta finales de verano. ¡Aprovecha que es temporada!

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale