Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
¿Te falta energía?

¿Te falta energía?

Alimentos
Mireia Cervera 01 Noviembre 2016

¿Te falta energía?¿Te sientes cansado y sin fuerzas? ¿No eres capaz de afrontar las mañanas sin una buena dosis de cafeína u otro estimulante? Los motivos pueden ser diversos, pero me atrevería a asegurar que el problema está en tu dieta; la clave es tu alimentación. Hoy en día solemos comer poca fruta y verdura, y por tanto no aportamos a nuestro organismo la cantidad suficiente de muchos de los nutrientes importantes que se encuentran en ellas, como la fibra, la vitamina C, los beta-carotenos, los folatos y el potasio. Así pues, una alimentación adecuada no sólo nos ayudará a mejorar la salud y prevenir enfermedades, sino que también nos proporcionará la energía y vitalidad necesarias para afronar nuestro día a día.

Lo que comemos tiene un efecto directo en nuestro cuerpo, y por lo tanto una alimentación saludable, variada y rica en nutrientes es la base para poder seguir el ritmo frenético que nos marca nuestra estresada agenda, nuestra vida social y7o nuestras obligaciones familiares. Si nuestra alimentación es rica en verduras, frutas, legumbres, cereales, grasas saludables (pescado azul, frutos secos, semillas...) y proteínas, casi siempre, nos sentiremos plenos de energía para afrontar nuestros quehaceres diarios.

No debemos olvidar, que como pauta general, deberemos elegir alimentos que sean ricos en nutrientes. Esto implica comer aliments que aporten más nutrientes con menor cantidad de energía (o de calorías). Como ejemplo, tres galletas Oreo proporcionan las mismas calorías que un plátano y media taza de moras. Como podemos imaginar, la cantidad de nutrientes en la fruta es muy superior, aportándonos más vitaminas, minerales y fitoquímicos por caloría. Debido a que sólo nos podemos "permitir" un cierto número de calorías cada día para mantener un peso saludable, tiene sentido maximizar los nutrientes que obtenemos por cada caloría que consumimos. ¡Así de simple!

Otro factor a tener en cuenta es que de la misma manera que la comida puede darte energía, también puede "robártela". Consumir muchos alimentos procesados ricos en azúcar y carbohidratos refinados provocan una subida rápida de energía pero de muy poca duración y acaban causando fatiga y debilidad. Los alimentos fritos son difíciles de digerir y por lo mismo, hacen que después de comerlos te sientas cansado. El exceso de grasas saturadas (carnes, embutidos, huevos, quesos) provocan pesadez estomacal y también debilita y nos deja sin batería, sobre todo si somos víctimas de una digestión lenta.

A parte de todo lo expuesto anteriormente tampoco puede faltar en nuestro día a día la energía que no se come, pero igual de importante, que es la que nos proporciona el descanso, las relaciones humanas, la salud, practicar ejercicio, la respiración, los paseos por la montaña... Tomar tiempos de descanso y renovación son sin duda otra de las claves que marcan la diferencia para una vida más activa y energizante.

De todas formas si siguiendo estos consejos de vez en cuando nos sentimos muy bajos de energía y de ánimo, sin ganas de trabajar y/o estudiar, los zumos verdes van a ser nuestro gran aliado para conseguir ese chute de energía extra. La clorofila presente en los alimentos nos va ayudar a oxigenar la sangre, aumentando la oxigenación cerebral y aportando una corriente de energía a nuestro organismo, revitalizándonos al tiempo que nos nutre. Y si no tienes tiempo siempre puedes optar por nuestros deliciosos zumos cold-pressed de Teresa's Juicery, más buenos los elaborados en casa.

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale