Envío Gratis desde 49€ ¡Aprovecha! HOY EN BLACK FRIDAY: PACK HIGH FIVE! 25.90€ / PLANES DETOX 20% OFF CÓDIGO: DETOX20 / TODAS LAS BEBIDAS: 20% OFF

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
9 Consejos para perder peso y no recuperarlo

9 Consejos para perder peso y no recuperarlo

Alimentos
Mireia Cervera 12 Enero 2017

Pasados los Reyes Magos ya hemos dejado atrás las fechas más complicadas, así que ya no hay excusa para empezar hoy mismo a deshacernos de los kilos ganados durante estas fechas navideñas. Perder peso es el 50% del esfuerzo pero aún queda un 50% más para conseguir mantenerlo toda la vida. Descubre en este post todos los trucos para llevarlo a cabo sin desesperarse.

1. Prohibido pasar hambre. Nunca jamás te saltes las comidas.

El hambre es un impulso primario que es difícil de negar (y de controlar). Nadie se siente bien dejando de comer, eso solo propicia a padecer un desorden alimenticio o a encontrarse mal.

Por lo tanto no esperes hasta sentirte "muerto" de hambre para ingerir cualquier alimento. Perderás el control de las porciones y abusarás. Pica un alimento saludable (una pieza de fruta, una zanahoria, un puñadito de frutos secos).


2. Comer más, pero mejor.

Hay estudios que afirman que comer más, pero de mejor calidad, ayuda a mantener una sensación de saciedad más prolongada.

Como ejemplo, un donut industrial proporciona las mismas calorías que una manzana y una taza de fresas. Como podemos imaginar, la cantidad de nutrientes en la fruta es muy superior, aportándonos más vitaminas, minerales y fitoquímicos por caloría. Debido a que sólo nos podemos "permitir" un cierto número de calorías cada día para mantener un peso saludable, tiene sentido maximizar los nutrientes que obtenemos por cada caloría que consumimos.


3. Cuando comemos es tan importante para la salud como lo que comemos.

Debemos acostumbrar a nuestro organismo a unos horarios de comida estrictos. Una investigación llevada a cabo en el Instituto Salk en California llegó a la conclusión que tener unos tiempos de comida regulares permite al organismo predecir cuándo va a comer de tal forma que sincroniza el sistema digestivo preparándolo para procesar los alimentos.

4. Mastica mucho los bocados para perder peso.

La sensación de saciedad no aparece inmediatamente, sino a los 20 minutos, por lo que si comes deprisa seguramente ingerirás más cantidad de la que necesitas, pero si masticas despacio y a conciencia, tu cerebro avisará de que el estómago está lleno antes de que sea demasiado tarde. Y es que la digestión empieza por la boca. Según estudios de expertos, las personas que mastican cada bocado 40 veces tienen el 12 por ciento menos sobrepeso que los que solo mastican 15 veces cada bocado.


5. Una buena ensalada como primer plato.

Si durante los primeros 20 minutos, comienzas con una ensalada grande y además, masticas mucho los bocados, como ya hemos dicho, cuando venga el plato principal, te conformarás con la mitad de la comida y harás metido en tu cuerpo nutrientes de alta calidad.


6. Fuera de tu vista, fuera de tu mente.

Rodéate de alimentos saludables. Seguramente más de una vez al abrir tu despensa al ver una caja de galletas o una tableta de chocolate, tarde o temprano puedes abalanzarte sobre una, otra o ambas tentaciones a la vez. Si te rodeas de alimentos saludables sólo vas a picar estos. Un zumo de tomate, unos crudités de verduras o una fruta son la mejor opción para evitar la sensación de hambre voraz que nos hace picar y excedernos.

7. Si comes fuera de casa, elige cuidadosamente el restaurante.

Come en lo posible en casa o en un restaurante saludable como el nuestro. Si no te es posible, puedes pedir dos primeros o simplemente medio menú. Los primeros platos suelen incluir alimentos más bajos en calorías, como verduras o ensaladas. Si optas por un pescado o una carne, procura que sea a la plancha y evita los acompañamientos como las patatas fritas (también puedes pedir que te las cambien por cocidas o por verduras a la plancha). De postre, una pieza de fruta o un lácteo desnatado.


8. No olvides el ejercicio.

Existen muchas personas que, una vez han cumplido su objetivo de perder peso, dejan de practicar ejercicio físico. Esto es un grave error, dado que el ejercicio no debe ser visto como una forma de reducir peso, sinó de disfrutar de una buena salud. Por lo tanto, continúa practicando ejercicio físico.


9. Disfruta del fin de semana sin pasarte.

Claro que nos podemos dar algunos placeres el fin de semana. Pero sin excederse. Desbordar los límites consumiendo en exceso comidas poco saludables puede echar a perder todo el trabajo de la semana. Aplica la regla del 80-20.

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale