Qué son los probióticos

Utiliza el código spring15 para aplicar un 15% de descuento en tu compra de Cold Pressed Juices | Plant Based Drinks y Kombuchas. Enjoy!

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
¿Qué son los probióticos?

¿Qué son los probióticos?

Salud Alimentos
07 Enero 2020

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los probióticos como “Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador.
Para entender la importancia de los probióticos, debemos entender el papel fundamental que juegan en nuestra flora intestinal, y, por lo tanto, en nuestra salud y bienestar.

La microbiota
La flora intestinal o microbiota, engloba a toda la comunidad de organismos microscópicos que viven en nuestro intestino. No hablamos ni de 4 ni de 100, sino de billones de ellos. ¡Suman unos 1,5 kg en peso! Y la mayoría de ellos son bacterias. Si, BACTERIAS.

Las bacterias, durante siglos han tenido muy mala fama. Efectivamente, hay bacterias responsables de infecciones gravísimas, e incluso mortales, denominadas patógenas. Pero no todas son enemigas. De hecho, la mayoría de bacterias son buenas. Tenemos bacterias en el intestino, en la boca, en la nariz, en la piel, etc. Y todas ellas viven de, para y en nosotros, en una relación simbiótica armoniosa, en la que los dos salimos ganando.
La microbiota es el mayor nido de microorganismos de nuestro cuerpo, y ha sido y está siendo estudiada por muchos expertos que han recopilado abundante información sobre sus importantes funciones y, está abriendo nuevas puertas en el mundo de nuestra salud y bienestar. Se han descubierto, por ejemplo, funciones tan destacables como las de proteger nuestro organismo de microorganismos potencialmente perjudiciales, controlar la proliferación y diferenciación de las células intestinales, producir vitaminas y favorecer los procesos de digestión y metabólicos.

Y en los últimos años, se esta examinando la relación que podría tener con la enfermedad del Alzheimer, con la obesidad, el autismo o incluso para alterar nuestro humor.

Una microbiota sana debería componerse de un 85 por ciento de bacterias buenas y un máximo del 15 por ciento de bacterias patógenas. Está proporción es fundamental para nuestras defensas, ya que el intestino determina el 80 por ciento de nuestro sistema inmunológico. Para cuidar de nuestra microbiota, se han desarrollado numerosos estudios que han demostrado los beneficios del consumo de bacterias probióticas sobre la salud intestinal. Podemos añadirlos a nuestra dieta de dos formas distintas: consumiendo alimentos naturales ricos en probióticos o con suplementación.


Probióticos

La palabra “probiótico” se creó en 1960, significa “a favor de la vida” y con ella se designa a las bacterias cuya presencia ejercen un efecto positivo en nuestra salud intestinal. Son microorganismos vivos que, al tomarse en cantidades adecuadas, nos producen un beneficio para la salud. Es decir, cuando tomamos alimentos con probióticos naturales estamos introduciendo directamente esos microorganismos vivos muy beneficios para nuestro intestino. Los aspectos más importantes que debemos conocer sobre los probióticos:

  • son capaces de sobrevivir en el tracto gastrointestinal y adherirse al epitelio (la capa más superficial del intestino)
  • sus propiedades dependen de la especie, de la cepa y de las cantidades en qué se consumen.
  • Son capaces de modular/cambiar/ mejorar la microbiota intestinal.
  • Disminuyen la permeabilidad intestinal, consiguiendo que el intestino funcione adecuadamente.
  • Producen cambios en el sistema inmune, modulándolo y/o estimulándolo y por tanto tienen (o podrían tener) un efecto sobre infecciones y enfermedades autoinmunes.
  • el tipo y cantidad de bacterias de nuestra flora varía a lo largo de nuestra vida.




Probióticos naturales

Los probióticos naturales son aquellos que están contenidos de forma natural en determinados alimentos. Seguramente ya estés consumiendo, en mayor o menor medida, algún alimento probiótico sin saberlo. Hay muchos alimentos que contienen diferentes cantidades de probióticos, pero una buena manera de incluirlos es añadiendo alimentos fermentados a tu alimentación.

A continuación, te mostramos alimentos que son fuentes naturales de probióticos:
Yogur: todo un clásico, de los más consumidos y más común. A parte de contener millones de microorganismos, son una fuente de proteínas, vitaminas y calcio.
Kéfir: parecido al yogur, también es altamente rico en probióticos y fuente de calcio y vitaminas.
Kombucha: bebida milenaria a base de té fermentada, que nos aporta bacterias beneficiosas, vitaminas del grupo B, antioxidantes y enzimas que ayudan a nuestro organismo a digerir las comidas. (Apuesta por nuestra Komvucha, un refresco natural para deleitar tu paladar mientras cuidas tu salud). https://flaxandkale.com/landing-kombucha
Kimchi: plato típico coreano, a base de col china, conocido por ser un alimento rico en probióticos, vitaminas y antioxidantes.
Chucrut: típico de las regiones centro-europeas que se elabora fermentando col blanca o repollo. Nos aporta también vitamina C, ácido fólico y fibra.
Miso: pasta de soja fermentada, se elabora la típica sopa japonesa de miso. Además, contiene fibra, vitamina K y potasio.
Tempeh: soja fermentada, que a parte de probióticos es rica en proteína vegetal.

¡Pero cuidado! No todos los fermentados son iguales, y por lo tanto no todos son fuente de probióticos. Los que se venden en grandes superficies suelen ser pasteurizados, y, por lo tanto, sin microorganismos vivos. Y, por último, si no estás acostumbrado a estos alimentos inclúyelos gradualmente a tu alimentación ya que nuestro paladar debe adaptarse a la intensidad de sabores.

Productos relacionados