☀️🍍 12% off + envío gratis desde 49€ en todo tu pedido con el código: SUMMERSALE

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras

Tu cesta de la compra
Beneficios del ayuno intermitente

Beneficios del ayuno intermitente

Mireia Cervera 23 Septiembre 2021

Si buscamos estudios científicos con la palabra détox evidentemente no se encuentran, es un concepto demasiado marketiniano, pero si en cambio buscamos beneficios de la práctica de “ayuno” (fasting en inglés), que no deja de ser un eufemismo de “dietas détox”, aquí si encontramos centenares de estudios que demuestran sus beneficios para nuestro organismo.

El ayuno es un camino olvidado hacia la salud que ha sido practicado por la mayoría de los pueblos del mundo. Evolutivamente tiene mucho sentido, el cuerpo humano está diseñado para comer poco y moverse mucho, se puede adaptar a la falta de alimento, forma parte de su genoma. Por lo tanto, las dietas détox son una variante post-moderna suave y rebajada de estas prácticas tan ancestrales.

Existen centros especializados en el ayuno en Europa desde hace décadas porque hay una demanda estable que incluso crece. En una sociedad occidental con tasas elevadas de obesidad, alimentación en exceso y falta de ejercicio, resurgen algunos valores y beneficios del ayuno.

Durante el ayuno, y ante la falta de energía, el cuerpo elimina células dañadas o viejas para utilizarlas como combustible. Al volver a comer de forma normal, nuevas células jóvenes y funcionales, ocupan su lugar

¿QUÉ ES EL AYUNO INTERMITENTE?

El ayuno intermitente o IF (Intermitteng Fasting) es una forma de alimentarse que se basa principalmente en periodos de ayuno y periodos de ingestión de alimentos. No es una técnica nueva, pues desde hace miles de años culturas tanto de oriente como de occidente practican diferentes periodos de ayuno. Igualmente, los niños y los animales, guiados por su propio instinto, dejan de comer cuando están enfermos o empachados. Existen distintos tipos, pero sólo vamos a mencionar los más comunes:

  • Ayuno absoluto o total (a base de agua)
  • Ayuno o semiayuno con frutas frescas, verduras crudas o a base de zumos (el más indicado para las personas que no tienen experiencia con el ayuno, ya que el cuerpo sigue recibiendo grandes cantidades de vitaminas y nutrientes)
  • Ayuno de 16 horas. Comer de 11 de la mañana a las 19 de la tarde.
  • Ayuno de infusiones
  • Ayuno hipercalórico (menos de 500 kcal día)

BENEFICIOS:

  • Las personas con factores de riesgo cardiovascular son las que más se benefician de restringir las calorías, azúcares y proteínas.
  • El ayuno intermitente puede aumentar el nivel de producción de la hormona del crecimiento humano hasta en un 1,2 % en las mujeres y 2% en los hombres. La hormona del crecimiento juega un papel importante en el mantenimiento de la salud, condición física y longevidad, incluyendo promoción del crecimiento muscular y aumentando la pérdida de grasa al acelerar el metabolismo.
  • Puede mejorar la función cerebral, aumentando la producción de la proteína BDNF, que activa las células madre del cerebro para convertirlas en nuevas neuronas y activar otras sustancias químicas que promueven la salud neuronal. Esta proteína también protege a las células del cerebro de los cambios asociados con la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.
  • Ayuda a retrasar el envejecimiento. Durante el ayuno, y ante la falta de energía, el cuerpo elimina células dañadas o viejas para utilizarlas como combustible. Al volver a comer de forma normal, nuevas células jóvenes y funcionales, ocupan su lugar. Esta regeneración podría prevenir las enfermedades relacionadas con el envejecimiento.
  • Se ha demostrado en ratones que un ayuno de un día o más días hace que los ratones con cáncer tratados con quimioterapia respondan mejor al tratamiento y se recuperen antes de los efectos secundarios.

De momento todos los estudios científicos disponibles son modelos experimentales y los estudios con humanos son muy preliminares y en algunos casos indirectos, lo cuál significa que aún faltan más estudios que acaben de demostrar el potencial para la salud de la practica del ayuno.

CONTRAINDICACIONES:

No es una solución rápida al exceso de peso, ni puede aplicarse como remedio universal a la obesidad. Dejar de comer de forma temporal puede tener sus efectos beneficiosos sobre el organismo, pero también tiene sus contraindicaciones. No todo el mundo puede practicar al ayuno, ni hacerlo de la misma forma. El ayuno como otras tantas dietas se originan a partir de lo mismo: la prisa por perder peso. Llevarlo a un extremo puede ser peligroso, por eso es recomendable tener un control médico.

Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale