Sé parte de la revolución más healthy 👉 APÚNTATE A LA NEWSLETTER y disfruta de 10% Dto. en tu próximo pedido ✅
ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS +49€ 🚀 Entrega 24h (martes a viernes)

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras.

Tu cesta de la compra
El secreto de tu salud está en tu intestino

El secreto de tu salud está en tu intestino

Mireia Cervera 09 Abril 2021

Con el auge de la kombucha y otros alimentos fermentados, está claro que la salud intestinal es clave para mantener el cuerpo en buen estado. El sobrepeso, las depresiones, las alergias… parecen estar estrechamente relacionadas con una mala salud intestinal, así lo demuestran las investigaciones más recientes. Descubre en este post la mejor dieta para tu intestino.

Nuestra salud intestinal depende de nuestra flora intestinal o microbiota, que engloba toda la comunidad de organismos microscópicos que viven en nuestro intestino. No hablamos ni de 4 ni de 100: hay billones de ellos. Y la inmensa mayoría son bacterias.

Los aliementos fermentados juegan un papel fundamental en la salud digestiva y la salud en general.

La microbiota intestinal no sólo afecta a nuestra digestión, sino que también afecta a nuestro estado de ánimo, a nuestro sistema inmunitario, la inflamación e incluso nuestro riesgo de padecer obesidad. Los científicos han descubierto que la falta de diversidad en el tipo de bacterias de nuestro intestino está relacionada con muchas enfermedades modernas.

Para cuidar de nuestra salud digestiva y general, debemos cuidar de nuestra microbiota y promover su diversidad. Hay que tener en cuenta que una dieta muy variada y rica en fibras vegetales está asociada a una mayor diversidad de nuestra flora intestinal y, por lo tanto, más saludable.

Los alimentos fermentados juegan un papel muy importante en nuestra salud gastrointestinal y en nuestra salud en general ya que constituyen la mejor fuente de probióticos, de ahí el puesto de honor que ocupan al promover la buena salud intestinal. Diversos estudios han relacionado la ingesta de fermentados ricos en probióticos con la prevención de ciertas enfermedades, así como con la mejora del estado inmunitario y emocional y, por supuesto, la mejora de nuestro proceso digestivo.

Seguramente ya estés consumiendo, en mayor o menor medida, algún alimento fermentado (probiótico) sin saberlo, pero en la diversidad está la riqueza. A continuación, te detallamos las mejores fuentes de probióticos para una salud intestinal de hierro:

  • Yogur: todo un clásico, de los más consumidos y más común. A parte de contener millones de microorganismos, es una fuente de proteínas, vitaminas y calcio.
  • Kéfir: parecido al yogur pero fermentado a partir del hongo kéfir, también es altamente rico en probióticos y fuente de calcio y vitaminas.
  • Kombucha: bebida fermentada milenaria a base de té, que nos aporta bacterias beneficiosas, vitaminas del grupo B, antioxidantes y enzimas que ayudan a nuestro organismo a digerir las comidas.
  • Kimchi: plato típico coreano, a base de col china, conocido por ser un alimento rico en probióticos, vitaminas y antioxidantes.
  • Chucrut: típico de las regiones centro-europeas que se elabora fermentando col blanca o repollo. Nos aporta también vitamina C, ácido fólico y fibra.
  • Miso: pasta de soja fermentada que se usa mucho en el recetario japonés, tanto para sopas como para guisos y salsas. Además, contiene fibra, vitamina K y potasio.
  • Tempeh: soja fermentada, que a parte de probióticos es rica en proteína vegetal.

Y estos son solo algunos. Como puedes ver, existe una gran variedad de alimentos ricos en probióticos que te ayudarán a tener una buena salud digestiva, así como a mantenerla sana. La solución natural para reducir las infecciones, combatir la inflamación, el estreñimiento, mejorar la digestión, la salud del corazón, reforzar el sistema inmunológico y sentirte feliz.

salud digestiva
Mireia Cervera Nutricionista grupo Teresa Carles Healthy Foods - Flax & Kale