¿Ya te apuntaste a la newsletter? ¡Recibe al buen tiempo en forma! 💚 ☀️10% Off con el código WELCOME10 ⚡

Si te has registrado a la newsletter debes crear una cuenta para poder realizar compras

Tu cesta de la compra
Kombu… ¿qué?: kombucha, la bebida trendy que cuida de tu salud

Kombu… ¿qué?: kombucha, la bebida trendy que cuida de tu salud

18 Febrero 2022

A pesar de su extraño nombre (o quizá por eso), la kombucha es una bebida que se va abriendo hueco entre los amantes de la vida sana. Es un tipo de té fermentado con un sabor algo ácido, parecido a la sidra, ligeramente efervescente y al que se puede endulzar añadiendo zumos naturales. Se trata, en realidad, de una bebida probiótica y, por tanto, mucho más saludable que un refresco.
Se elabora con una mezcla de té verde o negro y un cultivo simbiótico de levaduras y bacterias beneficiosas conocido como SCOBY (symbiotic culture of bacteria and yeast, por sus siglas en inglés) u hongo kombucha. Prepararla en casa es bastante sencillo, una de las razones por las que se ha hecho tan popular, ya que no requiere de herramientas específicas ni complicados alambiques. Basta un recipiente de vidrio en el que se mezclarán hojas de té, azúcar y el SCOBY para iniciar el proceso (a ese cultivo inicial se le conoce como cultura madre). Después se deja fermentar entre 7 y 14 días. El hongo, que no es un hongo propiamente dicho, se irá formando y quedará flotando como una capa gelatinosa que indicará que el proceso se está desarrollando correctamente.
El líquido resultante es la kombucha y para conservarlo bien no le debe dar la luz del sol directamente y hay que mantenerlo lejos del frío o calor excesivos. Cuanto más tiempo se deje fermentar, más ácido sabrá.

¿CÓMO ME AYUDA LA KOMBUCHA?
En la antigua China se consumía para aliviar enfermedades antiinflamatorias como la artritis, pero sus propiedades, que aún se están investigando, son muchas. Entre otras, estas:

  • Es antioxidante.
  • Reduce la presión arterial.
  • Equilibra la flora intestinal.
  • Puede ayudar en casos de asma y bronquitis.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Mejora los trastornos menstruales y los síntomas de la menopausia.-
  • Optimiza las funciones del hígado.
  • Mejora la salud de uñas, pelo y piel.
  • Ayuda a luchar contra el envejecimiento.

Además, contiene vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, C, D, E, K y ácido fólico. Sin embargo, a pesar de sus bondades, debe tomarse con cuidado ya que, al ser producto de una fermentación, contiene un pequeño porcentaje de alcohol, por lo que no es recomendable para niños ni mujeres embarazadas. Tampoco se recomienda su consumo en exceso ya que puede generar malestar intestinal.
En cualquier caso, al tratarse de una bebida natural, es un buen sustituto de los refrescos industriales ya que su contenido en azúcar es muy bajo.

¿POR QUÉ CONFORMARTE CON UN SOLO TIPO DE KOMBUCHA?
Ya hemos visto que la elaboración de una kombucha no es complicada. Pero como vivimos en una vorágine donde apenas tenemos tiempo para nosotros mismos, si lo de hacerla en tu casa no te apetece mucho,en Flax & Kale te lo ponemos muy fácil. Nosotros la elaboramos en tu lugar y añadimos, además, una variedad de sabores para no aburrir ni a tu paladar ni a ti.
En su elaboración, seleccionamos los mejores tés y controlamos la primera fermentación hasta conseguir una cantidad mínima de azúcares. Y para eliminar el sabor ácido que tienen la mayoría de las kombuchas, aplicamos todo nuestro know-how para utilizar sus zumos cold-pressed en una segunda fermentación. El resultado es una kombucha dulce, deliciosa y perfecta.
Las Kombucha Flax & Kale son bebidas libres de HPP, sin gluten y no están pasteurizadas. Además, son aptas para veganos y cuentan con sabores deliciosos. Desde tropicales, como Dragon Lemonade y Symbiotic Passion, en las que frutas exóticas como la lima, la pitaya (también conocida como fruta del dragón) y el maracuyá aportan no solo sabor, sino también colores intensos, hasta otros más picantes como Spicy Girl, con cilantro y jalapeño. O sabores que nos transportan a África, como la Mother Africa, con hibisco. O el irresistible toque caribeño del Blue Mojito…
Y si prefieres sabores más tradicionales, puedes decantarte por la Orange Fantasy, la Lemon Fantasy o la nueva Kombucola. No es necesario explicarte a qué sabe cada una.